Artículos

Artículos

Prevención del Suicidio

Autor: Dra. Evangelina Melgar

El 10 de septiembre es reconocido por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio y la Organización Mundial de la Salud, como el día mundial para la prevención del suicidio.

Según la OMS unas 800 mil personas se suicidan cada año, lo que representa una muerte cada 40 segundos. En el año 2015 alcanzo a ser la segunda causa de muerte en los jóvenes de 15 a 29 años de edad en todo el mundo. Es por esto que la conducta suicida es un importante problema de salud pública y tristemente una de las principales causas de muerte y discapacidad a nivel mundial que en muchos casos puede prevenirse. Sin embargo, sigue siendo un problema sumamente delicado y complejo en el que intervienen múltiples causas, y por su misma naturaleza nunca podemos entender todas las razones detrás de una muerte por suicidio.

Pero en la medida que haya mayor conciencia sobre los temas de salud mental, se puede llegar a una mayor comprensión acerca de los factores que pueden contribuir atomar esta decisión trágica.

Una de las etapas más vulnerables al suicidio es la adolescencia, especialmente cuando se presentan problemas de agresividad o violencia familiar, abuso sexual, problemas en la escuela ya sea en relación con las bajas calificaciones como el rechazo por parte del grupo de compañeros, bullying o acoso escolar mediante burlas o agresiones. Otro factor de riesgo son las dificultades en torno a la identificación sexual y el temor a la reacción de la familia.

Hay que tener en cuenta que el suicidio afecta siempre de manera directa o indirecta a las familias allegadas, por lo que su impacto va mucho más allá del individuo, generando sentimientos de culpa, angustia e impotencia que invariablemente alteran el estado de ánimo de los que quedan.

El suicidio está presente en todos los países del mundo y es más frecuente en hombres que mujeres, a pesar de que el número de intentos es mayor en el género femenino. Un elemento clave es la comunicación sobre lo que estamos sintiendo, pedir ayuda para poder activar estrategias de prevención. Desafortunadamente las estadísticas expresan que solo el 25% busca atención medica. Existen algunos mitos sobre el suicidio, como si hablar con una persona sobre sus intenciones de matarse aumentaría la posibilidad de cometer un suicidio. Esto no es así, más bien podría ayudar a disminuir su angustia o culpa dando lugar a la posibilidad de buscar ayuda.

El suicidio o intento de suicidio puede suceder durante un proceso depresivo pero también puede estar presente sin depresión. Puede asociarse a esquizofrenia, u otros problemas mentales, aislamiento, así como al abuso de sustancias, se sabe que el alcoholismo es un importante factor de riesgo para el suicidio. No existen soluciones sencillas en este tema tan complejo.

La prevención sigue siendo un desafío universal. Si queremos ayudar hay que tener en cuenta algunos signos de alerta como el aislamiento, la persistencia de ideas negativas, las dificultades para comer, dormir o estudiar, el llanto fácil, la desesperanza o los cambios de conducta repentino. Cuandose presentan estos signos, siempre es bueno preguntar “¿cómo estás?” e iniciar una conversación con una actitud comprensiva y libre de críticas y así poder escuchar,contener y orientar y acompañar a buscar ayuda profesional. Muchas veces es muy positivo volver a contactarse con la persona luego que haya comenzado con apoyo profesional, ya que esto aumenta sus sentimientos de apoyo y autovaloración. Mostrar interés, eliminar prejuicios no es malo ni bueno, el suicidio es simplemente un signo de sufrimiento. Uno no es responsable de evitar que alguien termine con su vida pero estas intervenciones pueden ayudar a la persona a ver que hay otras opciones para mantenerse seguro y recibir tratamiento. Existen organizaciones de ayuda al suicida que pueden orientar en el momento como asistir a personas con pensamiento, ideas o conductas suicidas:  Centro de Asistencia al Suicida (CAS)  135 o (011)52751135 (desde todo el país) o el 911.

 

Siguiendo las hermosas palabras de nuestro Señor Jesucristo “Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”

Juan 10:10.

 

Dra. Evangelina Melgar.

Médica Psiquiatra, staff Servicio Bienestar Mental.

Magister en Neuropsicofarmacología.

Coordinadora de la Residencia de Psiquiatría.

Coordinadora de fibromialgia en INECO, Bs As.

Volver